Polo Domínguez, un panista progresista y de avanzada
José Torres Zamora

26 de noviembre de 2013

Tuvieron que pasar tres décadas para que después del fraude electoral de 1975 mi amigo Miguel González Ibarra se dedicara a escribir sus experiencias políticas y así de una forma poco ortodoxa y más dogmatica expresar opiniones y críticas a la política y los políticos, especialmente contra los militantes panistas a los que al parecer les tiene fobia.

Gracias a su forma frontal de expresar sus puntos de vista se vuelve Miguel tan controversial, pretendiendo ser un referente para los seguidores del líder oriundo de Aután y de los románticos izquierdistas radicales.

Miguel González Ibarra me lleva a baile en sus últimas colaboraciones publicadas en dos populares sitios de Internet. “Nayarit en línea” y “Nayarit Altivo”, de mis respetados y estimados amigos Antonio Tello y Oscar González Bonilla, respectivamente a quienes saludo y deseo sinceramente que ojalá y por el bien de la apertura periodística en Nayarit sigan existiendo con mayor libertad editorialista estos sitios noticiosos que permiten el debate y la réplica cuando uno es aludido.

Sin embargo debo decirlo con todo rigor y respeto para Miguel que hay una brecha entre lo que dicen públicamente del Dr. Leopoldo Domínguez González y la percepción que el público tiene del Diputado panista. González Ibarra Inicia su artículo en el cual me alude con la siguiente pregunta. ¿Un panista puede hacer un gobierno honesto? ¡Claro que sí!

González Ibarra sostiene en su comentario que la honestidad es un problema de fondo. Tiene que ver con el programa general de gobierno, con su ejercicio y, desde luego, parte de una plataforma filosófica y teórica.

Pero yo le aclaro que la honestidad, es una cualidad humana, una virtud que puede tener cualquier ciudadano bien nacido que la heredó de sus padres o maestros, ahí tiene por ejemplo que Doroteo Arango (a) Pancho Villa, uno de los iconos de la revolución, fue cuatrero, pero las enseñanzas moderaron su conducta al grado de ser uno de los principales revolucionarios del país

Sostiene nuestro amigo Miguel que la derecha panista, nunca podrá hacer un gobierno honesto, ni a nivel municipal, ni a nivel estatal, mucho menos a nivel nacional, y lo anterior se comprobó con Fox y Calderón, en el curso de doce años de pésimas administraciones, podridas de corrupción, igual que los priistas, o en algunos casos, los panistas más corruptos que los del PRI. Totalmente de acuerdo.

Pero es explicable que Vicente Fox y Felipe Calderón hicieron desde Los Pinos muchos desfiguros pues ambos están desposeídos de profundidad intelectual, caracterizados ambos por una frivolidad desmedida. El hacendado Fox era abiertamente adverso a todas acciones revolucionarias e insurgentes aunque, como todo ranchero ladino, se amoldaba a las circunstancias con desparpajo de gandul. Felipe Calderón, por su parte, despilfarró el dinero público entre corrupción, pésima planeación y la cruel violencia intencional.

Por ello considero que en vez de estar exhumando noticias con olor a queso rancio se podría, aprovechar estos espacios para hacer conciencia con un comentario oportuno sobre la capacidad y calidad del pretenso aspirante a la Presidencia municipal de Tepic, quien es un Santiaguense bien nacido, de una familia modesta, pero honorable y respetable que nada tiene que ver con los comentarios vertidos a priori y sin sustento.

Polo Domínguez, es un político honesto, un profesionista capaz y un ser humano de excepción que podrá hacer sin duda un buen gobierno honrado y transparente, pero sobre todo eficaz y eficiente que es lo que requiere Tepic.

No todos los panistas son malos y corruptos, esa es una expresión maniquea y una exageración. Manuel Gómez Morín su fundador es uno del grupo conocido como “Los Siete Sabios de México” del cual formaron parte Alfonso Caso, Teófilo Olea y Leyva, Alberto Vázquez del Mercado, Antonio Castro Leal, Jesús Moreno Baca y Vicente Lombardo Toledano, este ultimo guía ideológico de Alejandro Gascón Mercado, maestro a la vez de Miguel González Ibarra;

La historia y las simetrías de la vida entre el Dr. Polo Domínguez y los personajes que menciona González Ibarra en su escrito, no tienen comparación y porque conozco a mi Paisano Polo Domínguez y a toda su familia puedo concluir que con el Diputado panista y con el proyecto de alianza electoral va camino seguro a romper esquemas y paradigmas en la política local. Le duela a quien le duela, ya sean radicales de derecha y de izquierda acostumbrados a descalificar sin razón a ciudadanos que incursionan en la vida pública, con la convicción de rescatar las buenas artes de la política la cual ha caído en un enorme descrédito ´por culpa de los irresponsables políticos tradicionales del PRI, del PAN, del PRD y de otros partidos oportunistas que no merecen ni mencionarlos.

Ojalá todos los que nos dedicamos al periodismo y la política escuchemos la voz de la gente que quiere un cambio verdadero, y cuanto antes se den los pasos necesarios para construir el escenario que unifique a lo más honorable y prestigiado de las mujeres y hombres libres de Nayarit en una gran alianza electoral partidista y popular y así sin menoscabo de nuestras sagradas libertades y dejando a un lado los dogmas y extremos irracionales, se analice la propuesta de hacer una política de consensos y pactos históricos entre partidos y ciudadanos para transformar Nayarit en un Estado de leyes y derechos.

En fin estimado Miguel necesitamos verdades objetivas, no la defensa de mitos basados en la reminiscencia del pasado. La alianza electoral creo es el único camino para vencer al PRI.

Supongo que hasta los políticos más obtusos podrán entender que el fin justifica los medios, aun así sea pragmatismo político que tanto aborrecen los dogmaticos por ser esto una vieja polémica aún vigente en el mundo que no debe profundizarse en Nayarit si realmente queremos el cambio o impulsamos las contras para hacerle el juego a los de enfrente.
Comentarios

Anuncios