El PRD local decidió aliarse con el PAN. Se rebela ante el resolutivo de su Comisión Política Nacional.

 

El hecho es inaudito, increíble. El daño que causa el PRD de Nayarit, es gigantesco. Lesiona tremendamente a nuestro pueblo, el pueblo de Nayarit, pero, también, al pueblo de México.

 

Con este acto, ya no existe ninguna duda: el PRD nayarita es una expresión más de la derecha; defiende y representa lo mismo que el PRI y el PAN; no hay diferencia de fondo entre los tres, sólo matices. PRI-PAN y PRD nayarita, son lo mismo, la misma gata nomás que revolcada y harina del mismo costal.

 

El PRD nayarita es uno más del sistema. El sistema, a nivel nacional, está representado por Peña Nieto, como en Nayarit por Roberto Sandoval.

 

Por ello, ante este hecho, de la alianza PAN-PRD nayarita entregada ante la autoridad electoral y que en dos semanas aproximadamente ésta tendrá que resolver, el Presidente de la República y el Gobernador de nuestro estado, están de plácemes y lanzando las campanas al vuelo; así como también, no es exagerado sostenerlo, Barack Obama, Presidente de Estados Unidos y representante, hoy por hoy, del imperio yanqui, aplaude el hecho y está súper feliz, exclamando los ¡hurras! de anglosajones y negros apoyadores del mandatario.

 

PRI, PAN y el PRD nayarita, están en la estrategia de evitar que la izquierda gobierne Nayarit. No lo lograrán. Más temprano que tarde, la izquierda gobernará estas tierras de Baca Calderón, igual que en todo México, para continuar la impresionante y hasta hoy inigualable obra del gobierno municipal tepicense sabiamente conducido por el mejor alcalde que registra la historia del país, Alejandro Gascón Mercado.

 

Esta vez, en 2014, estaban dadas las condiciones para que las fuerzas populares y democráticas de Nayarit iniciaran cambios profundos desde la Cámara de Diputados y los veinte gobiernos municipales.

 

Se ocupaba para ello, algo muy sencillo, que era la conformación de la gran alianza de la izquierda nayarita agregando el frente aglutinador del inmenso y poderoso movimiento social y de masas que está presente en todas las actividades productivas de la entidad, como base para construir una estructura electoral, con capacidad de arrasar en los comicios de julio próximo y aplicar desde los poderes legislativo y municipales, un programa avanzado, ejecutado por individuos y colectivos guiados por sólidos principios y de probada honestidad.

 

Lo más grave, elevado a rango de criminal, es que tal estrategia, la de aliarse PRD-PAN, contribuye a formar una conciencia social de sometimiento, justo, en la ruta que trabaja el imperio, que es la construcción de un pensamiento comunitario que acepte el colonialismo, tal y como ocurrió en Chile, con el golpe de Estado en 1973 y el arribo del pinochetismo a la conducción del país, cuyas consecuencias se vivieron en diciembre pasado al registrarse un abstencionismo muy elevado, equivalente a la desmovilización de estas masas, es decir, lo que los yanquis y el neoliberalismo se plantea, es tener robots, a los cuales, hay que explotar al máximo, tal y como ocurre con sectores importantes de la sociedad norteamericana, ya que, hay que decirlo, existen segmentos del pueblo estadunidense que han despertado y resisten a las estructuras de esa esclavitud moderna, que lleva el nombre de neoliberalismo o capitalismo salvaje.

 

Lo más lacerante de esta absurda política al aliarse PRD-PAN, es el pensamiento que se le forma a nuestros jóvenes, que los aleja del forjamiento de una visión patriótica, siendo esto, el tesoro más preciado de las naciones, entre ellas, la nuestra, México, donde se ubica Nayarit, tierra entrañable para quiénes aquí nacimos y vivimos.

 

Aunque los daños se dan en cadena, con esta alianza suscrita por el PRD nayarita, lo más grave —no es ocioso repetir— es que el partido del sol azteca, se mete, de plano y de lleno, sin cuidar formas, de manera cínica y desvergonzada, a la estrategia del colonialismo, donde han estado PRI y PAN, es decir, para decirlo con mayor claridad, está en el esquema de la visión del imperio yanqui de convertir a México en colonia norteamericana, lo cual, nuestro heroico y glorioso pueblo, nunca, jamás, lo aceptará.

 

Con lo de diciembre pasado, al haber aprobado junto al PRI, la entrega al extranjero del recurso nacional más importante, petróleo y electricidad y, pretender enterrar así, la Constitución de 1917, bastaba para que el PRD local le hubiera dicho  NO a la alianza con el PAN. No resultó así. Ahora vamos a ver hasta dónde es seria la decisión de la Comisión Política Nacional del Partido de la Revolución Democrática. Pronto se sabrá y comprobará. Con paciencia vamos a esperar. Hacemos votos y le apostamos a que continúe prevaleciendo la consecuencia histórica en la Comisión Política Nacional del PRD, como la hubo en la decisión votada el pasado martes 21 de enero.

 

Porque, de aceptarlo, la Comisión Política Nacional del PRD, en la práctica y en los hechos, negará el voto a favor del petróleo y electricidad como propiedad nacional, manifestado en el Senado, la Cámara de Diputados y las legislaturas locales, así como todo lo que haga y diga en el futuro sobre el tema, será simulación y nadie de los 117 millones de habitantes que somos en este país, le vamos a creer.

 

Mientras tanto, aquí en nuestro estado, el enemigo del pueblo nayarita, sigue siendo el mismo: el partido representado por los colores verde, blanco y rojo, y el azul, con el agregado ahora del amarillo, para llamarlo de forma tajante, al grano y sin rodeos, el PRIANRD, que es al que hay que enfrentar y derrotar en el presente y en el futuro tanto inmediato como mediato.

 

Ante tal infausta decisión por parte del perredismo nayarita que  votó la alianza PAN-PRD, a todos y cada uno de sus integrantes, es bueno, necesario,  oportuno y urgente, decirles y gritarles en su cara:

 

¡QUÉ POCA MADRE!

 

Blog del autor: https://miguelgonzalezibarra.wordpress.com/

Twitter: @MGonzalezIbarra

https://www.facebook.com/gonzalez.ibarra.miguel

 

 

Anuncios