Es tiempo todavía de resolver la gran y amplia alianza que derrote a la derecha golpista en los comicios a celebrarse en julio próximo que renovarán los poderes legislativo y municipales de Nayarit.

 

Nuestro pueblo está más que listo a votar por la izquierda.

 

Las condiciones son excepcionales, mucho más favorables que en 1972, 1975, 1988, 2006 y 2012.

 

Esta gran y amplia alianza debe ser entre: Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano (MC), Partido de la Revolución Socialista (PRS) (éstos, con registro electoral), incluyendo a las demás expresiones de la izquierda nayarita, como son: Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Partido de los Comunistas (PC) (organización del líder histórico Alejandro Gascón Mercado), Partido Socialista Mexicano (PSM), Partido Socialista (PS), PPS de México, Partido Popular Socialista (PPS), Partido Comunista Mexicano (PCM) y Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT).

 

 Integrar también a esta gran y amplia alianza, al diverso movimiento social y de masas que, en todos los frentes de la actividad productiva, se manifiestan en barrios, colonias, ejidos, regiones, municipios y en el estado, así como en los múltiples sectores destacando las organizaciones sindicales, campesinas, estudiantiles, de colonos, profesionistas, empresariales y de todo carácter.

 

Así también, incorporar al fuerte e importante destacamento que promueve candidaturas ciudadanas independientes, el cual, posee una gran pujanza y no es nada despreciable.

 

Una alianza con estas características, gana el Congreso del Estado y los veinte gobiernos municipales.

 

El enemigo a vencer es la derecha golpista, representada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN), que son lo mismo, son los que se están acabando a México y también a Nayarit.

 

La derecha golpista (PRI y PAN), está en el suelo. El pueblo nayarita sabe que son los que dieron el golpe de Estado, al entregar a compañías extranjeras petróleo y electricidad, que vamos a rescatarlos, no hay duda de eso.

 

Pretender incorporar al PAN a esta alianza, es creer que el pueblo es tonto. El pueblo de Nayarit es sabio e inteligente. Tiene muy bien ubicado al PAN golpista.

 

Históricamente, el PAN está muerto. Pretender aliarse con el PAN, es acostarse con un difunto en el mismo cajón, o igual que premiar a quien asesina a tu madre y a tus hijos, o quererle dar vida artificial a un muerto. Es increíble que después del golpe de diciembre pasado, se plantee la alianza con este partido golpista. No hay ninguna justificación para ello. El primer beneficiado de esta alianza sería el gobierno priista de Nayarit y nacional. Peña Nieto está que se frota las manos porque cuaje la alianza nayarita entre PRD y PAN. Está, exactamente, en la estrategia colonial, ya en marcha y, es incuantificable el daño que se le hace a la conciencia de nuestra juventud con tales decisiones, lo cual, es lo más triste y lamentable. El tesoro más preciado de nuestro pueblo es la conciencia democrática y patriótica de nuestros jóvenes.

 

La política es ciencia. La política es de principios. Los principios no se negocian. Los principios no son mercancía. Aliarse con el PAN es favorecer a este sistema oprobioso, podrido, de mercaderes, encabezado por los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional, el PRIAN.

 

El ganador de una alianza con el PAN adentro, será, definitivamente, este régimen encabezado por el PRI y el PAN. El gran perdedor será el pueblo de Nayarit y la nación mexicana.

 

¿En la lucha en defensa del petróleo y electricidad quien le va a creer al PRD si se alía en Nayarit con el que está entregando la patria al extranjero? Esto sería peor todavía que el servicio que le hizo al gobierno priista-panista encabezado por Peña Nieto el partido del sol azteca al estar en el llamado Pacto por México.

 

Estamos a tiempo todavía. El plazo se cierra el 22 del presente mes. La Comisión Política Nacional del PRD tiene la decisión. Hacemos votos porque sea congruente. En mi pueblo dicen que la esperanza muere al último. Ojalá la dirigencia nacional del PRD le diga no a la alianza con el partido de la derecha, el PAN, siamés del PRI.

 

El camino está a la izquierda. La ruta es unir a todas las expresiones de la izquierda nayarita, añadiendo al poderoso movimiento social y de masas, para, de este modo, construir la gran opción democrática que conquiste la victoria electoral y se integren poderes legislativos y municipales, al servicio de la soberanía del Estado y de los intereses populares de Nayarit, a través y aplicando un programa derivado de aquel que levantaron los victoriosos combatientes de 1972 y 1975 en Nayarit.

 

Blog del autor: https://miguelgonzalezibarra.wordpress.com/

            Twitter: @MGonzalezIbarra

 

Anuncios