Es tiempo todavía para que la izquierda toda de Nayarit se presente unificada en los comicios a celebrarse el primer domingo de julio próximo que renovarán los poderes legislativo y municipales.

 

Nuestro estado muestra características diferentes a otras entidades del país. Aquí hay profundos cimientos de lucha democrática, popular, de izquierda y socialista.

 

Dos antecedentes son de gran contundencia.

 

La huelga de Bellavista, pionera del movimiento histórico de 1910, antes de la de Cananea y Río Blanco, es un hecho que dejó fuertes raíces democráticas en nuestro querido estado.

 

El XXVI Ayuntamiento de Tepic, conducido por el alcalde socialista Alejandro Gascón Mercado, aportó a la vida municipal, no sólo de Nayarit sino del país entero, elementos que allí están para ser retomados y, cuya estrategia, es la única que salvará a esta región de México. Aquel gobierno de Poder Popular, fue sin duda la puerta que nos llevó a construir la impactante movilización popular de 1975, registrada en la historia de la república, como uno de los grandes y poderosos muros que edifican el porvenir de nuestro pueblo.

 

La unidad de todas las expresiones de la izquierda nayarita, estamos absolutamente seguros, le gana las elecciones que se llevarán a cabo dentro de seis meses, a la derecha golpista representada por el PRI y el PAN.

 

Sería una descomunal incongruencia, que el PRD se coaligara con el PAN. Sería lo mismo, que si las fuerzas antigolpistas de Chile hubiesen planteado aliarse con Pinochet a finales de 1973 y en el año 1974. Ahora, el PAN, junto con el PRI, han dado un golpe de Estado, que debemos derrotarlo y enjuiciar a los personajes de ambos partidos que se atrevieron a rebelarse contra el Poder Supremo de la República, que es la Constitución.

 

Los comicios de Nayarit en este 2014 deben ser un punto fundamental en el marco de esa lucha nacional que millones de mexicanos libramos contra las medidas antinacionales y antipatrióticas, por tanto antisociales y antipopulares, que el sistema político mexicano encabezado por el PRI y el PAN, han ejecutado y siguen ejecutando, obedeciendo al pie de la letra, las directivas y consignas de Washington.

 

La coalición electoral en nuestro Estado debe ser entre: Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano (MC), Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Partido de la Revolución Socialista (PRS), Partido de los Comunistas (PC), Partido Comunista Mexicano (PCM), Partido Popular Socialista (PPS), Partido Popular Socialista de México (PPSM), Partido Socialista Mexicano (PSM), Partido Socialista (PS), Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT), así como una diversidad de movimientos sociales que se registran a lo largo y ancho del estado, en los veinte municipios, incluyendo a un fuerte sector de nayaritas que tejen candidaturas ciudadanas independientes.

 

La unidad es una cuestión de cantidad pero también de calidad. La unidad es un problema cualitativo y cuantitativo que conduce, inexorablemente, a la victoria popular.

 

Esta gran alianza de la izquierda nayarita está en la posibilidad real de ganar los 18 distritos, por tanto, ganar el Poder Legislativo, y los veinte ayuntamientos de nuestro querido estado.

 

La derecha priista-panista está completamente desprestigiada. El pueblo de Nayarit no les perdona la entrega del petróleo y la electricidad a los extranjeros, hoy, en el nivel de las resoluciones anticonstitucionales y antihistóricas que han decidido, pero, que el pueblo de México, lucha y luchará con todo, para echarlas abajo y que no sean ejecutadas. Nuestro petróleo y nuestra industria eléctrica los vamos a defender al precio que sea necesario lo mismo que la escuela pública y los derechos laborales de los trabajadores hoy también pisoteados.

 

Los nayaritas tenemos el deber de proteger lo que le pertenece a la nación mexicana y a 117 millones de personas que vivimos en el territorio nacional.

 

Construyamos la gran unidad de la izquierda, que sea el centro y columna vertebral del gran Polo Patriótico, que aglutine a todos los nayaritas amantes de la justicia y el progreso social, que registre candidaturas a todos los cargos de elección popular, que triunfe en los comicios de este mes de julio que viene, y gobierne Nayarit desde los palacios legislativo y municipales, para, así, de ese modo, siguiendo la misma ruta y estrategia, en el 2017, iniciemos la construcción de la verdadera historia en nuestro Estado, conquistando el Poder Ejecutivo, cuyo paso nos permita transitar la senda que garantice los derechos básicos de todos los habitantes que radicamos en esta hermosa región de México, sin exceptuar ni excluir a ningún compatriota, porque, mientras un solo nayarita sea excluido y marginado, la obra estará inconclusa.

 

Blog del autor: https://miguelgonzalezibarra.wordpress.com/

            Twitter: @MGonzalezIbarra

https://www.facebook.com/gonzalez.ibarra.miguel

 

 

Anuncios