Nayarit y Cuba, dos pueblos que son hermanos. Nos unen Martí y Juárez, gigantes de nuestra historia, por añadidura, dos pueblos asociados por el amor a la patria y profundos sentimientos de independencia y justicia social.

 

Fidel, indudablemente, tiene simpatías en sectores importantes de la sociedad nayarita. Es guía de un buen número de liderazgos forjados en esta tierra de luchadores que vio nacer al General Baca Calderón.

 

Alejandro Gascón Mercado, en el primer lustro de la década de los setentas, aclaraba que aquellas elecciones en Tepic, las había ganado el líder de la revolución cubana entrelazado su puño con el de Salvador Allende; los dos, señalaba el Presidente Municipal, eran los conquistadores del sufragio ciudadano y ganadores de la insólita victoria popular en el municipio número uno de nuestra querida entidad, declaraba y repetía, una y otra vez, el gobernante de esta región, también, orgullosamente socialista.

 

Los dos pueblos se vuelven a encontrar. Por el lado caribeño, dos eminencias, mujeres, pertrechadas de una sabiduría fuera de serie, realmente impresionante, aportando idea tras idea, una lluvia de conceptos, lanzadas desde ese poderosísimo arsenal perteneciente a la artillería del pensamiento latinoamericano, tal cual, poéticamente, muy bien lo definió el Comandante de la eternidad Hugo Chávez Frías: la Doctora Thalía Muklan Fung Riverón y la Doctora Rita María Buch Sánchez. Correspondiendo el fraterno abrazo, del lado nayarita, la Promotora de Solidaridad Va Por Cuba.

 

Expusieron ambas, con mucha claridad e incuestionable profundidad, los temas de la Ecología y el pensamiento de José Martí, ante un nutrido y diverso auditorio de nuestra capital, pero, igual, nayaritas provenientes de otros puntos de la geografía estatal.

 

Un deleite escucharlas. Cuanta sabiduría, de cultura impresionante. El momento, me dio para reflexionar, partiendo de aquellas atinadas palabras del Comandante Guevara, en el sentido que estábamos ante dos personalidades que habían alcanzado el título más alto de la especie humana, ser revolucionarias y comunistas, cuya cualidad, al decir del Guerrillero Heroico, conduce a la meta de procesar correcta y científicamente, los conocimientos adquiridos.

 

Éste, que fue el abrazo de dos pueblos, Nayarit y Cuba, no podía dejar de comentarse. No fue casual por ello, que las dos banderas, la mexicana y la cubana, presidieran el emotivo encuentro.

 

Blog del autor: https://miguelgonzalezibarra.wordpress.com/

 

            Twitter: @MGonzalezIbarra

 

Anuncios