Con gusto, respondo, otra vez, al compañero José Torres Zamora:

1. Lo que yo escribo, son opiniones políticas. No tengo poderes para maldecir. Me enorgullece ser un hombre libre. Escribo y digo lo que pienso y en lo que creo, en el momento y lugar que yo lo decido y que me da la gana.

2. Quién perderá en Tepic, sí Polo es candidato y gana la elección constitucional, es el pueblo de la capital y la zona rural del municipio. Esta teoría, se irá aclarando en el desarrollo de mi respuesta.

3. Más que los comunistas en lo individual, las ideas comunistas están condenadas a la victoria. El capitalismo es un barco que se hunde. El comunismo emerge, es la salvación de la especie humana.

4. Yo si soy radical; profundamente radical; a mucha honra; radical fue Flores Magón y es el dirigente histórico mexicano que se impuso en el Constituyente de Querétaro en 1917, estando hoy, tan vigente como entonces. Los radicales son los constructores de la historia, del presente y, sin lugar a ninguna duda, de ese luminoso porvenir, que llegará.

5. Mis comentarios no son exagerados. Son objetivos. Tienen soporte histórico, por consecuencia, una sólida base científica, porque la política, es eso, es ciencia, no ditirambo.

6. La caída del muro de Berlín y del fracaso en el bloque socialista, como lo escribe Torres Zamora, no niega la justeza estratégica, por los siglos de los siglos, de las ideas de Marx y Lenin. Son las que construyen la revolución progresista en América Latina y regresarán a gobernar al continente europeo, así como presidirán la sociedad en los mismos Estados Unidos de Norteamérica y el mundo entero.

7. Las cosas tienen que decirse como son, sin rodeos y al grano, pero, sin perder la alegría y el entusiasmo, confiados en todo momento, que un mundo mejor es posible, tal y como muy bien lo decimos los comunistas de toda la tierra, encabezados por Fidel Castro.

8. Ni Bernardo Bátiz, ni los hijos de Manuel Clouthier, ni el propio Andrés Manuel López Obrador, han alcanzado, ni alcanzarán nunca, el grado de comunistas, que es el escalón más alto y honorable de la especie humana y es, hasta entonces, cuando se llega a la profundidad intelectual.

9. Conchello defendió el petróleo, no así su partido. El PAN nació, insisto, para regresar los hidrocarburos mexicanos a sus antiguos dueños, las compañías extranjeras. En esa consigna siguen. Pero, el pueblo de México los va a derrotar. La propiedad nacional es todopoderosa porque es eterna.

10. No soy comunista guadalupano. Soy comunista de a deveras, guiado por Marx, Engels, Lenin, Ho Chi Minh, El Che, Fidel y Chávez. Lucho y trabajo en serio, como parte del glorioso pueblo mexicano, por la defensa y rescate de la principal riqueza del país: nuestro petróleo, por lo cual, de ser ello necesario, entregaría yo la vida misma, igual, estando seguro de ello, como lo harían millones y millones de compatriotas.

11. Alejandro Gascón Mercado, Esteban Baca Calderón y Severiano Ocegueda Peña, son los nayaritas más ilustres. Están en el altar de nuestra historia.

12. A Ismael Macías Acevedo lo defendió y protegió el pueblo de Nayarit, del cual, Alejandro Gascón ha sido y sigue siendo, su principal dirigente; porque, aunque Torres Zamora no lo crea, las ideas y la moral del mejor alcalde que ha tenido Tepic y todo México a lo largo de su historia, siguen conduciendo los destinos de nuestro querido estado.

13. A Polo yo no lo juzgo como persona. Debato sus ideas políticas y, sobre todo, las de su partido, el PAN, filial y sección en México, del Partido Republicano de los Estados Unidos de Norteamérica.

14. Polo tendrá muchas posibilidades de triunfo, por ser el líder de las encuestas, según el dicho de Torres Zamora, pero, lo que nunca tendrá, de eso estoy más que seguro, es la estatura ni para proponer, menos ejercer, un programa político de gobierno municipal, soportado en las tesis del Poder Popular, única vía que salvará a Tepic, a Nayarit y a México, porque es lo que está sacando a flote a las diversas regiones del mundo y, que, es lo que urge, pero a la voz de ya, aquí en nuestra tierra, para el 2014, que está ya alumbrando.

15. Mi papel no es el de ser contestatario. Nunca ha sido. Es muy pobre ese rango y nivel. Mi actividad es el debate de las ideas, el debate político. Ese, creo, debe ser, el papel de todo activista político, incluyendo los periodistas que cubren el área de la política. Insisto —aunque pareciera una voz aislada, muy aislada, en el desierto, o una franca utopía a estas alturas— aún estamos a tiempo. Todavía se puede estructurar el gran frente de la izquierda nayarita que derrote en julio del 2014 a la derecha, representada por el PRI y el PAN.

16. La política es ciencia. La política es la ciencia más elevada del pensamiento humano. La política es la ciencia que construye al mundo, al continente, a México, a Nayarit, a Tepic y a Santiago. Polo no practica ni ejerce la política como ciencia. Lo demuestra como diputado del parlamento nayarita. Polo y su partido, el PAN, igual que el PRI y sus dirigentes, practican y ejercen la política como aventura. No proponen cambios de fondo. Nunca lo harán.

17. Estoy de acuerdo en el reto, compañero Torres Zamora. Sólo que, con una condición: yo pago la botella de whisky y todas las que vengan.

Te mando un fuerte y fraternal abrazo, compañero Torres Zamora.

Blog del autor: https://miguelgonzalezibarra.wordpress.com/

Twitter: @MGonzalezIbarra

Anuncios