¿POLO DOMÍNGUEZ, UN PANISTA PROGRESISTA Y DE AVANZADA? ¡POR FAVOR! COMPAÑERO TORRES ZAMORA

Doy puntual respuesta al compañero José Torres Zamora:

1. Mi postura ante el Partido Acción Nacional y sus dirigentes es ideológica, filosófica, teórica, práctica, programática, de línea política e histórica. Está basada en firmes principios científicos, esos que han construido a México y los únicos que guiarán a nuestro pueblo a estadios superiores de existencia.
2. No me apena ni avergüenza ser un soñador. Al contrario, serlo, es de mis grandes satisfacciones. Hidalgo fue un soñador. Juárez fue un soñador. Madero y Zapata fueron soñadores. Lázaro Cárdenas fue un soñador. Alejandro Gascón Mercado fue un soñador. Los grandes constructores de la humanidad, primero tuvieron esos, sus sueños, convertidos luego, en hermosa realidad. Aclaro: me ubico entre el más humilde de los soñadores de nuestra sociedad, pero, al fin, soy un soñador.
3. Mis más entusiasmados aplausos y grandes reconocimientos a Antonio Tello y Oscar González Bonilla, por el cobijo que ofrecen en sus prestigiadas páginas, al debate de las ideas. Enhorabuena por “Nayarit en Línea” y “Nayarit Altivo”, a cuyos medios les deseamos larga, fructífera y eterna carrera periodística.
4. ¡Claro que no!, un panista nunca podrá hacer un gobierno honesto. Su naturaleza no se lo permite. No ha habido en la historia de nuestro país, una administración pública honrada en manos del PAN, en cualesquiera de los tres niveles a lo largo y ancho de la inmensa república.
5. Sostengo que la honestidad es un problema de esencia, de contenido, de fondo, más que de forma y superficial. Parte y tiene su origen en la filosofía, en la ética, en la teoría, vinculadas éstas, orgánicamente, a lo material e histórico.
6. La cualidad humana de la persona, no se puede separar del conglomerado, de la comunidad, del colectivo. La honestidad no se hereda. La herencia se refiere a caracteres y rasgos biológicos y, en lo social, tiene que ver única y exclusivamente con factores del conjunto, pero, nunca, individuales. Pancho Villa es el más grande guerrillero revolucionario, cuyo nombre, el pueblo de México lo escribió con letras de oro, en la tribuna más alta del país. Es una grosería y una vulgaridad señalarlo de cuatrero.
7. El PAN es lo mismo que el PRI. Los dos partidos sostienen este modelo de capitalismo salvaje, el cual, más temprano que tarde será desplazado por otro, superior y más elevado. El PRI y el PAN son hijos de la misma madre y harina del mismo costal. Fox siguió al pie de la letra la ruta de Zedillo. Peña Nieto está en la mismita línea de Calderón.
8. No hay panista que posea profundidad intelectual. Los domina siempre el sentimiento de propiedad. Cuando un ser humano piensa en la propiedad como el principio y el fin de todas las cosas, se encierra en el individualismo y eso lo conduce a la egolatría y a lo inhumano, por consecuencia, lo limita en el saber, el conocimiento y la cultura.
9. Nunca hago comentarios personales. No es mi estilo. Siempre parto del análisis político. En este caso, se trata del gobierno de la capital y del municipio donde se asientan los poderes de Nayarit. Por tanto, el problema es político, es una cuestión del desarrollo histórico, de ninguna manera atañe a alguien como individuo.
10. El comentario del compañero Torres Zamora a favor de su paisano Polo Domínguez, es el viejo y gastado lenguaje del sistema político mexicano, que enterró a todo el país, a Nayarit, a Tepic y a Santiago, en el podrido fango de la prehistoria.
11. Manuel Gómez Morín fundó el PAN aquel 15 de Septiembre de 1939, para combatir el acto patriótico más importante de los últimos dos siglos, como lo fue la expropiación del petróleo, ejecutado por el Presidente Lázaro Cárdenas. ¿La política de entregar y vender a la patria es un acto de honestidad?
12. Mi descalificación no es irracional. Mis argumentos contra el PAN se basan en hechos también recientes. La alianza entre derecha e izquierda que hizo gobernar a Antonio Echeverría Domínguez fue buena y exitosa sólo para el Grupo Álica, pero, al pueblo de Nayarit le fue muy mal. Ahora, más recientemente y hablando del presente, Sinaloa, Oaxaca y Puebla, que han conformado gobiernos vía esta alianza, son un completo fracaso; no le sirven a los pueblos. Insistir en ella, eso si, es dogmatismo y pragmatismo, es decir, el poder por el poder mismo, para que las cosas sigan igual; equivale al planteamiento “quítate tú para ponerme yo” y nada que conduzca a un reparto más equitativo de la riqueza, que es el meollo de la política.
13. Un cambio verdadero sólo se puede lograr con un gobierno de la izquierda. Estamos a tiempo. Nayarit tiene profundas raíces democráticas, a partir de la heroica huelga de Bellavista en 1905, cuna de la Revolución Mexicana de 1910. La izquierda unida en estas tierras de Baca Calderón y del Prieto Crispín, puede derrotar al PRI y al PAN, juntos, e iniciar la construcción de un régimen político guiado por las tesis del Poder Popular, que es lo único que salvará a nuestro querido y entrañable estado.
14. La línea que nos dejó el XXVI Ayuntamiento de Tepic conducido por Alejandro Gascón Mercado, es la verdad objetiva, que ofrece el camino para derrotar al PRIAN, tanto electoralmente, como en el ejercicio del gobierno, que es la pauta para garantizar los derechos básicos a favor de todos los nayaritas, sin excepción de nadie, ni de ninguno.
15. Lo que le hace el juego al PRI, leáse, a este sistema injusto y antidemocrático (apuntalado y sostenido por el PRIAN), es esa alianza perversa y contranatura entre PAN y PRD; y, por añadidura, para acabarla de amolar, proponer para la plaza más importante del estado, Tepic, a un connotado cuadro panista, para variar, integrante de la familia del hombre más rico de Nayarit, que ya gobernaron la entidad, dejando un saldo francamente muy negativo, resulta una exageración y un abuso.
¡Ya basta!

Blog del autor: https://miguelgonzalezibarra.wordpress.com/
Twitter: @MGonzalezIbarra

Anuncios