Defender y extender las conquistas de 1917, construyendo la Nueva Central de Trabajadores
Boletín de Prensa

No es gratuito que el régimen representado por Enrique Peña Nieto haya decidido suspender el desfile conmemorativo del 103 aniversario de la Revolución Mexicana; con sus inconstitucionales reformas neoliberales en materia energética, se preparara para dar el tiro de gracia a los principios que han sustentado el pacto social derivado del constituyente de 1917.

La mal llamada “reforma educativa”, que modificó el artículo 3o constitucional, está destinada a terminar con el carácter gratuito y laico de la educación, privatizarla y destruir los derechos laborales del magisterio. Las anteriores reformas al artículo 27 constitucional, que abrieron la puerta a la privatización del ejido y la importación indiscriminada de productos agrícolas, han provocado la pérdida de la soberanía alimentaria, el resurgimiento de los latifundios y sumido a los campesinos en la miseria, la inseguridad y el abandono. La nueva Ley Federal del Trabajo es violatoria del artículo 123 constitucional, porque destruye derechos fundamentales como el empleo digno y estable; el salario remunerador; la libertad sindical y el derecho de huelga; la jubilación y la pensión dignas.

Estas reformas sólo benefician a un pequeño número de supermillonarios y corporaciones trasnacionales, a costa de sumir en la miseria y la ignominia a la inmensa mayoría de la población. Es esa oligarquía la que realmente gobierna, por encima de la legalidad y la legitimidad.

El proyecto de reforma energética es aún más infame que todo lo anterior. Es un nuevo atentado al artículo 27 constitucional que pretende terminar con el dominio y la exclusividad de la Nación, que es un derecho inalienable e imprescriptible, en la explotación del agua, los hidrocarburos y el servicio público de energía eléctrica. Todo ello con el infame objetivo de entregarlo a las garras de buitres nacionales y extranjeros.

Ante tanta infamia, el pueblo de México, especialmente la clase trabajadora, no puede seguir callado ni desmovilizado. Es hora de iniciar la lucha por el rescate de la Nación y de nuestra emancipación. Es por ello que las organizaciones que integramos la Junta Promotora para la Construcción de una Nueva Central de Trabajadores, hemos convocado a rescatar el verdadero significado de la Revolución Mexicana de 1910 y decirle a los partidos del mal llamado “Pacto por México” que no olviden que sus contrarreformas son ilegítimas y que, más pronto que tarde, una nueva Asamblea Constituyente habrá de restituir y ampliar la legalidad constitucional emanada de la Revolución que hoy se empeñan en destruir.

Construyendo la Nueva Central de Trabajadores.

Para consolidar el esfuerzo de construir una Nueva Central de Trabajadores – Independiente, Democrática y Clasista-, más de cuarenta organizaciones sindicales, cooperativas y campesinas, nos reunimos este sábado 16 de noviembre para realizar el Pre-Congreso de Fundación.

En este pre Congreso participaron 170 delegados, provenientes de los estados de Baja California, San Luis Potosí, Aguascalientes, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Estado de México, Morelos y Distrito Federal.

Hasta el momento, participan del proceso de construcción de la Nueva Central las siguientes organizaciones: Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Secciones IX (Distrito Federal), XIV (Guerrero), XVIII (Michoacán), XXII (Oaxaca), XL(Chiapas); Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Tabasco; Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación de Baja California; Sindicato Autónomo de Trabajadores de la Educación de Veracruz; Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres de Guerrero; Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana; Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Chapingo; Sindicato Único de Trabajadores del Instituto de la Educación Media y Superior del DF; Sindicato Mexicano de Electricistas; Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual SCL; Sección 50 (Chiapas), del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salubridad y Asistencia; Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado Municipios, Instituciones Descentralizadas Estatales y empresas Privadas del Estado de Nayarit; Sindicato Independiente de Trabajadores Académicos y Docentes del Conalep, Nayarit; Sindicato Independiente de Trabajadores al Servicio de Educación del estado de Nayarit; Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Tecnológica del Estado de Zacatecas; Sindicato de Empleados Públicos del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guadalajara; Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano; Asociación Sindical de trabajadores del Instituto de la Vivienda del DF; Sindicato Democrático de Trabajadores de la Procuraduría Social del DF; Confederación de Trabajadores Democráticos (que agrupa a cinco sindicatos); Federación Sindical Revolucionaria (que agrupa a nueve sindicatos); Sindicato Internacional de Constructores de Elevadores de México; Trabajadores Democráticos de Occidente (Cooperativa); Sindicato Nacional de Trabajadores de General Tire; Sindicato de Trabajadores del Transporte de Pasajeros de DF; Alianza de Tranviarios de México; Central Unitaria de Trabajadores de México; Unión General Obrero, Campesina y Popular del Estado de Chiapas; Unión de Colonos de Sta. Inés Buena Vista, Berriozabal, Chiapas; Sindicato de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas; Colectivo de Trabajadores de la Cultura de Michoacán; Sindicato Único de Trabajadores Académicos del Conalep de Michoacán; Sindicato de Trabajadores de Farmacias Similares y Expendios Farmacéuticos de Michoacán; Sindicato Único de Trabajadores del Organismo Público Descentralizado de los Servicios de Salud de Michoacán; Colegiado de Trabajadores del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Michoacán; Sindicato Único del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Michoacán; Frente de Transportistas de la Asociación de Trabajadores de Michoacán; Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación del Estado de Quintana Roo; Sindicato de Educación Indígena de Veracruz; Sindicato de Trabajadores al Servicio del CECyT de Oaxaca; Sindicato Único de Trabajadores de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato; Frente de Migrantes y Adultos Mayores de Jalisco; Confederación de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores de la República Mexicana.

En el pre Congreso participaron dirigencias de cuarenta organizaciones, entre las cuales los compañeros de las secciones presentes de la CNTE representan a 279 mil 875 trabajadores; los sindicatos independientes de la educación básica, media y superior a 32 mil 997; del sector energético a 26 mil 559; de empleados públicos a 22 mil 224; de industrias diversas a 6 mil 594; del transporte público a 6 mil 700; campesinas y urbanas a 5 mil; y jubilados y pensionados a 7 mil 600.

En su conjunto, las organizaciones que participan en el proceso de construcción de la Nueva Central, hasta el momento, representan un universo de más de 400 mil trabajadores, que seguramente se ampliará de manera significativa en el Congreso de Fundación de enero.

Este Pre-Congreso tuvo enorme significancia pues permitió construir acuerdos profundos sobre la caracterización de la situación nacional y en torno a los documentos básicos: Estatutos; Principios y Programa; Lineamientos Estratégicos; Organización y Ruta hacia el Congreso y Plan de Acción.

El informe sobre la situación nacional partió, autocríticamente, de un crudo diagnóstico: “Es necesario decirlo claramente: en México el movimiento sindical ha llegado a uno de los puntos más bajos de su historia, tras los efectos de treinta años de neoliberalismo, veinte de “libre comercio”, en medio de crisis económicas sucesivas y bajo un ataque brutal y a fondo del capital y los gobiernos neoliberales. Los males endémicos del sindicalismo mexicano –el corporativismo, la corrupción, la antidemocracia, la fragmentación, la falta de independencia y libertad sindical—, han dado lugar a expresiones aún más perversas como el sindicalismo de protección, en tanto que la “creatividad” patronal no tiene límites para burlar derechos, como es la abusiva expansión del outsourcing. Las bases objetivas de sustentación de la organización y la contratación colectivas están minadas”.

En consecuencia: “El panorama descrito impone retos formidables al movimiento sindical democrático mexicano. Ya no es posible seguir en la inercia de pequeñas respuestas puntuales y estrictamente defensivas. Es necesario superar lo hecho hasta hoy. El primer reto es elemental: unir todas las fuerzas existentes del sindicalismo independiente si se quiere levantar una defensa eficaz e, incluso, si se quiere sobrevivir. Ya no es posible conformarse con mediaciones de unidad en las que el compromiso de articulación y acción conjuntas se da a medias, condicionado, mediado por los intereses particulares, en frentes, coordinaciones, etc. Es necesario avanzar hacia la constitución de una Nueva Central de Trabajadores que agrupe de entrada a todas las fuerzas sindicales independientes, desde los sindicatos nacionales constituidos y reconocidos, hasta los locales e incluso los grandes movimientos y corrientes representativas, y las agrupaciones de trabajadores democráticos en lucha o en proceso de organización dentro del sindicalismo corporativo. Una Nueva Central que levante un muro de defensa más eficaz pero que no se quede ahí; una central que sea capaz de convocar a los trabajadores en general, a los no organizados, a los precarizados y tercerizados, a los que están sometidos al corporativismo y a los contratos de protección; una Central que sea capaz de desarrollar estrategias que conduzcan a la renovación e incluso a la refundación del sindicalismo, a su crecimiento, que se proponga revertir la ofensiva neoliberal y sus efectos más nocivos; una Central que contribuya junto a otros actores sociales a encontrar una salida al desastre nacional y se enfile sin ataduras a la emancipación del proletariado mexicano.”.

Partiendo de esta realidad, el documento señala lineamientos estratégicos para enfrentar la ofensiva de patrones y gobierno y, de manera objetiva, concluye: “La combativa Insurgencia Magisterial y Popular, que se ha levantado a todo lo largo y ancho del país en contra de la mal llamada Reforma Educativa y la digna lucha de resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas que se extiende a lo largo de cuatro años nos muestran el camino correcto de la resistencia y la rebeldía contra las imposiciones neoliberales. Ambos movimiento confluyen en la construcción de la Nueva Central de Trabajadores al lado de decenas de sindicatos democráticos e independiente de todo el país que a diario libran una dura batalla en contra del neoliberalismo en la educación, la salud, el transporte, la industria, el campo y los servicios. Hoy podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que las principales organizaciones de trabajadores que hoy se movilizan y luchan confluyen en el esfuerzo de construcción de la Nueva Central de Trabajadores”.

Acuerdos.

Entre los principales acuerdos de la reunión se encuentran:

•Recuperar el carácter original del significado del 20 de noviembre frente al vacío hecho por el Gobierno Federal, por medio de la manifestación que estamos por realizar, pues uno de los distintivos de la Nueva Central es poner en práctica lo que se dice.
•Sumarnos a todas las movilizaciones y actividades en apoyo a la lucha del Magisterio Democrático y del SME, así como el apoyo mutuo en los planes de acción de todas las organizaciones integrantes.
•En este sentido, sumarnos este 22 de noviembre a la jornada de acciones prevista por la CNTE y otras organizaciones, en particular contra las violaciones que comete WalMart y otras megatiendas.
•Apoyar la Convención Nacional Magisterial los días 6 y 7 de diciembre, y el próximo Congreso Nacional Extraordinario de la CNTE.
•Intensificar el esfuerzo para sumar a más organizaciones a esta iniciativa, realizando foros y reuniones en diversos estados de la república. El 8 de diciembre habremos de celebrar en el estado de Chiapas un foro con organizaciones sindicales, campesinas, urbanas y padres de familia.
•Realizar el Congreso de Fundación de la Nueva Central de Trabajadores para el sábado 25 de enero de 2014.
México D. F. a 20 de noviembre de 2013.

¡Viva la lucha de la clase trabajadora!

¡Por un sindicalismo de Clase, Autónomo, Democrático e Internacionalista!

¡Viva la Nueva Central de Trabajadores!

ATENTAMENTE.

Comisión Coordinadora de la Junta Promotora

para la Construcción de la Nueva Central de Trabajadores.

Anuncios