Bastan algunos datos relacionados con los daños ocasionados por las intensas lluvias de los últimos días para llegar a la conclusión que el actual modelo basado en el lucro sin límites a favor de unos cuantos ya no le funciona al país y que se hace necesario construir nuevas relaciones al margen de la avaricia y el mercado que le den seguridad a los mexicanos a partir de cuidar el medio ambiente y la naturaleza considerando el fenómeno mundial por el Cambio Climático, el cual, valga la redundancia, afecta a todas las regiones del planeta entre ellas la nuestra que lleva por nombre México:

  • Van 123 muertos.
  • En La Pintada, Municipio de Atoyac, en el Estado de Guerrero, hay 68 desparecidos.
  • Tenemos 59 mil personas evacuadas o desalojadas.
  • Hay situación de emergencia en 312 municipios de catorce estados de la República, entre ellos, Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas. El 58 por ciento de las alcaldías de estos 312 municipios resultaron afectadas.
  • 39 mil mexicanos viven en albergues.
  • 33 personas resultaron heridas.
  • Miles de viviendas resultaron afectadas.
  • Muchos caminos y un buen número de carreteras están dañadas, igual que varios puentes han sido derribados por causa de las torrenciales lluvias.
  • Veinticinco de cien presas en el país, están ya arriba de su capacidad de almacenamiento de agua, por tanto, en riesgo de desbordamiento.
  • 312 mil hectáreas de cultivo presentan pérdida total.
  • 103 mil hectáreas sembradas de maíz tienen pérdida total, más 52 mil con otros cultivos.
  • 43 mil cabezas de ganado resultaron afectadas.
  • En zonas del Estado de Guerrero los comerciantes han hecho su agosto sin que la autoridad los controle: un huevo lo venden en cinco pesos mientras que una pieza de pan la ofrecen en 8 pesos.

Ante este panorama, la corrupción (la negligencia también es corrupción) sale a flote y, definitivamente, nadie la puede ocultar, ni el mismo Presidente de la República, por lo que se ha visto obligado a declarar que:

“Hemos encontrado casos de recursos autorizados y no ejercidos de otros siniestros, precisamente que están dentro del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN)”.

EL AGUA NO PERDONA

En este cuadro, quién ofrece la pauta y las señales, respecto a que lo que falla es el sistema, el cual debe irremediablemente ser suplantado por otro, es nada menos y nada más, la persona que estuvo al frente de la Secretaría del Medio Ambiente en el sexenio de Ernesto Zedillo, Julia Carabias Lillo, expresando en declaraciones difundidas en el periódico La Jornada, en su edición de hoy martes 24 de Septiembre:

“Las decenas de muertos, los miles de damnificados y los cuantiosos daños materiales, son otro llamado para el gobierno. Ya tenemos muchos”.

“El tema ambiental es marginal en los planes de desarrollo”.

“El crecimiento económico está por encima de los criterios ambientales y, a pesar de que el país ya cuenta con instrumentos de política ambiental”

“Después de los estragos causados por el huracán Paulina en Acapulco en 1997 se sentaron las bases para un ordenamiento ecológico de ese municipio pero ni las autoridades locales ni las federales lo continuaron. Quedó en el olvido”.

“Eso se está pagando ahora”.

“Los humedales que forman parte de la Laguna Tres Palos y la costera en estos últimos diez años fueron urbanizados; eran palmares y zonas de desbordamiento de la laguna. Ahora son grandes almacenes, hoteles, fraccionamientos, calles, pavimento. El agua no perdona y va salir por donde pueda”.

“ Se trataba de zonas de humedales y ahora allí ocurrió el desastre a consecuencia de políticas de otorgar licencias de construcción sin responder a las condiciones ambientales”.

“ Estos fenómenos se dan en sitios que están mal ocupados por la población por un proceso de desarrollo sin planeación”.

“Es una combinación: la condición natural, el incremento de estos fenómenos por el cambio climático, y un mal desarrollo que hemos tenido, sobre todo el siglo pasado y lo que va de esta década”.

CADA NACIÓN DEBE HACER SU PARTE

“Enfrentar el Cambio Climático requiere de acciones de mitigación, reducir emisiones que provocan el calentamiento, y adaptarnos a estas condiciones que ya son un hecho”.

“Aunque es un fenómeno de solución global, cada nación debe hacer su parte. La Estrategia Nacional de Cambio Climático tiene un capítulo de adaptación. Ahí están las medidas, se tienen que implementar”.

¿Se ocupa más para concluir que el actual gobierno no le sirve al país?

¿Se ocupa más para concluir que el modelo neoliberal es el que ha provocado el Cambio Climático siendo la causa de estos desbordamientos de la naturaleza entre los que se cuentan las intensas lluvias que azotaron a 26 estados de la república los pasados días de este mes de Septiembre?

¿Se ocupa más para llegar a la conclusión que necesitamos en México un gobierno de corte popular y democrático que aplique medidas para salvar al ser humano (en este momento 117 millones de mexicanos) partiendo del cuidado y protección del medio ambiente y la naturaleza?

 

Anuncios