Sin rodeos y al grano, el Papa Francisco declaró tajante en la isla italiana de Cerdeña que “el capitalismo es el causante del sufrimiento en el mundo”.

De visita en este lugar, su santidad explicó que éste, “no es un problema sólo de Cerdeña. No es un problema que afecta sólo a Italia o a algunos países europeos”.

El dirigente máximo de la iglesia católica, agregó que la situación de crisis por la que atraviesa el planeta, “es la consecuencia de un sistema económico mundial que provoca esta tragedia”

Y, todavía, el Santo Padre, fue más contundente al señalar que la pobreza y la miseria que padecen millones de seres humanos en diferentes puntos de la tierra, se debe a “un sistema económico que tiene en su centro un ídolo que se llama dinero”

Estas palabras del Papa Francisco deben ser una advertencia sobre todo para quienes están al frente de los aparatos estatales desde dónde se aplican las políticas que tienen que ver con el empleo, la alimentación, la salud, la educación y la vivienda para las grandes masas.

El capitalismo, definitivamente, es un sistema que debe ser reemplazado por otro, más superior, capaz de proporcionar los satisfactores indispensables que las poblaciones requieren para su vida diaria.

Bien venidas las palabras de su Santidad. Son un aliento para todos quienes no estamos de acuerdo en el régimen socioeconómico que genera una distribución desigual de la riqueza y, eso, nos lleva a que las grandes masas carezcan de lo más elemental, frente a muy pocos, a una minoría, que lo posee todo y hasta de más.

Bien, por las declaraciones del Papa Francisco en la isla italiana de Cerdeña.

Anuncios