Alberto Patishtán Gómez, es un preso político; el preso político más importante del país; originario de Chiapas, encarcelado en una prisión de San Cristóbal de las Casas, en aquel Estado del sureste mexicano.

Está acusado de un delito que no cometió, como ocurre con aquellos casos como éste que, por tratarse de líderes sociales de la comunidad, tal cual es el asunto de Patishtán, el gobierno recurre a la fabricación de delitos para aprehender, encarcelar y sentenciar de manera injusta.

Maestro indígena tzotzil, lleva ya trece años en prisión.

Son 13 años en prisión, de un detenido injustamente.

La solidaridad en todo México y el mundo se ha manifestado demandando que sea puesto en libertad, inmediatamente.

 En nuestro país, personalidades como el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, están pidiendo la excarcelación de Patishtán.

Lograr su libertad, es una causa en la que todos debemos estar y solidarizarnos completa y absolutamente, sin reservas.

Lo han sentenciado a 60 años de prisión.

El 12 de Septiembre próximo, es la fecha para que la instancia correspondiente del Poder Judicial de la Federación, ratifique la pena o, bien, declare la inocencia del inculpado y salga libre.

El magistrado ponente es Freddy Alberto Celis Fuentes, quien presentará el caso y el proyecto de resolución.

Hay elementos hasta de más para reconocer su inocencia y definir su libertad.

El preso político lucha también contra un tumor en el cerebro.

La Cámara de Diputados votó un punto de acuerdo en el que solicita al Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito, resolver este asunto “conforme a derecho”, puntualizando y destacando que:

“Los abusos, prejuicios, discriminaciones, explotación sojuzgamiento y opresión siguen vigentes y nos recuerdan que las condiciones de exclusión social hacia los pueblos indígenas no ha terminado, particularmente en Chiapas, donde hay una gran diferenciación racial, y donde abundan los casos de personas indígenas condenadas por delitos”

“Recordamos que el caso Patishtán es una historia dolorosa que nos reclama estar a la altura de las circunstancias de la justicia, bajo los valores y principios de los derechos humanos de nuestra Carta Magna y de los convenios internacionales en la materia”

 

Anuncios