Cuando está en riesgo la patria, como ocurre en este momento de nuestra vida nacional, la única táctica válida, es la unidad más amplia, la integración de todos, sin excluir absolutamente a nadie ni a ninguno, en el Gran Frente Nacional Patriótico o en la Gran Convergencia Nacional.

Fuera cual fuera la denominación de esta poderosa e invencible unidad que integrará a los 117 millones de pobladores que vivimos en este país, lo que  es sumamente urgente y, lo que realmente importa, es la coordinación de todos los mexicanos como personas físicas y/o morales, que nos propongamos  salvaguardar el interés de la nación.

En este instante, ante la agresividad de la derecha, personificada en la Presidencia de la República y en los partidos PRI y PAN, lacayos del capital foráneo, el interés de la nación al que hemos hecho referencia, está simbolizado por  nuestro petróleo y nuestra electricidad, cuyos recursos, tenemos que defender con esa gran unidad nacional, capaz de movilizar, no es ocioso insistir, a toda la población mexicana.

EL INGENIERO CÁRDENAS, EL OBISPO RAÚL VERA Y DON PABLO GONZÁLEZ CASANOVA SON CONVOCANTES

A lo anterior, con la añadidura, de combatir y derrotar los actos constitucionales y de leyes secundarias, con las que el gobierno pretende legalizar su llamada reforma educativa, así como, tal cual es la estrategia ya mostrada por los mismos dirigentes del gobierno, cargar el IVA a alimentos y medicinas, lo que, tampoco debemos permitir los mexicanos.

En esta ruta va la PROCLAMA POR EL RESCATE DE LA NACIÓN firmada por centenares de mexicanos, entre los cuales, están: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, el Obispo Raúl Vera, Pablo González Casanova, los sacerdotes Gonzalo Ituarte y Miguel Concha.

Igual, lo han firmado, Daniel Giménez Cacho, Adolfo Gilly, María Rojo, Miguel Alvarez, Julieta Egurrola, Gilberto López y Rivas, Raúl Alvarez Garín, Humberto Montes de Oca, Agustín Rodríguez, Marcos Tello Chávez y José Antonio Almazán González, entre muchos otros.

También un sinfín de organizaciones, han firmado este importante documento que llama a la unidad de todos los mexicanos en defensa de nuestro petróleo y nuestra electricidad, entre otras, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el Sindicato Mexicano de Electricistas, el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Centro de Reflexión y Acción Laboral, el Colectivo de Académicos, la Asociación de Egresados del Instituto Politécnico Nacional y el Comité de Estudios de la Energía.

A CONSTRUIR LA GRAN CONVERGENCIA NACIONAL

Todos, coinciden y afirman, que:

  • La defensa del sector energético, es la lucha por la nación.
  • La defensa de la soberanía en México, es apremiante.
  • Como mexicanos y mexicanas que somos, lanzamos un ¡ya basta! para poner un alto al despojo de las ganancias de Petróleos Mexicanos y sus prerrogativas para explorar, explotar, refinar y distribuir los productos petrolíferos y gasíferos que, entre otros, como los mineros y el agua, son propiedad exclusiva de la nación por definición constitucional.
  •  Es factible construir un conjunto de acciones comunes desde la sociedad civil, basadas en el respeto y la inclusión, sin protagonismos y sin menoscabo de las iniciativas que vienen desarrollando los diversos actores movilizados.
  • Se invita a la ciudadanía, agrupaciones sociales, civiles y políticas, a encontrarnos a la brevedad para acordar una gran convergencia nacional.

LA UNIDAD, VA, pues; sin duda.

La unidad más amplia es lo que salvará al país. La unidad más amplia es lo que derrotará al Golpe de Estado. La unidad más amplia es lo que salvaguardará nuestro petróleo y nuestra electricidad como parte de la PROPIEDAD NACIONAL. La unidad más amplia es lo que echará abajo la llamada reforma educativa del gobierno e impondrá un modelo humanista de enseñanza nacional. La unidad más amplia es lo que no permitirá que se cobre el IVA en alimentos y medicinas.

 

 

Anuncios