La alcaldía de Santiago Ixcuintla, Nayarit, lucha por liberar 25 millones de pesos, etiquetados en el presupuesto federal, para ser aplicados en la construcción del Bulevar de Villa Hidalgo, en tamaño e importancia, la segunda población del municipio.

El Bulevar Villa Hidalgo, es un proyecto, que está considerado una megaobra que cambiará la imagen de esta comunidad y le dará orden urbanístico, al estar definido como la columna vertebral que organizará y hará eficientes a todos los servicios de este centro poblacional, localizado en la costa nayarita.

TENAZ Y AUDAZ, LA GESTIÓN DEL ALCALDE

La alcaldía santiaguense ha optado por aplicar el método de la movilización popular, ya que, por razones políticas, el recurso está congelado, no obstante que aparece en la programación de la inversión para el ejercicio del presente año, 2013.

El monto de 25 millones de pesos para ser gastados en el Bulevar de Villa Hidalgo, es el resultado de la tenaz y audaz gestión emprendida por el Representante Político del Ayuntamiento de Santiago Ixcuintla, Nayarit, Miguel Pavel Jarero Velázquez, uno de los alcaldes que sobresalen por su juventud, dinamismo y talento, convencido de levantar en alto la muy añeja bandera de la autonomía municipal.

VIENE DESDE LA VILLA RICA DE LA VERACRUZ

Al estar etiquetado, sería inaudito, inaceptable y la demostración de una incapacidad manifiesta, que este dinero se regresara a la federación; perderían todos los habitantes de Villa Hidalgo, pero, también, el pueblo del Municipio de Santiago e impactaría a todo Nayarit.

El fondo de esta batalla protagonizada por la alcaldía santiaguense, es la que históricamente hemos librado los mexicanos a lo largo de varios siglos, siendo ésta, la lucha por la autonomía municipal, cuyo objetivo se registra desde que nació el Municipio en México, en la época de la Colonia, allá en la legendaria Villa Rica de la Veracruz.

QUE LOS GOBIERNOS MUNICIPALES, SEAN MANO

En efecto, la autonomía municipal en México, es una demanda que viene de siglos y, se ha definido siempre, como la capacidad que deben tener los gobiernos municipales para enfrentar y resolver la problemática de su región, donde se incluye aquí de manera destacada, la actividad gestora del Jefe del Cabildo, cuyos logros y avances, tal cual es el caso que comentamos, no sólo deben respetarse, sino apoyarse sin ningún tipo de prejuicio político.

No se debe olvidar jamás, que el gobierno municipal, de acuerdo a las facultades planteadas en el 115 constitucional, tiene la noble encomienda de ser promotor del desarrollo en su territorio.

Esta batalla de la alcaldía santiaguense, conlleva el propósito de fondo —lo llamaríamos sin exagerar histórico— de transitar hacia la edificación de un Federalismo Democrático en México, donde los casi 2 mil 500 gobiernos municipales del país, sean mano.   

Anuncios