La impresionante, oportuna y necesaria movilización que realiza la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (la combativa, heroica e histórica CNTE) en la ciudad de México, es con el fin de evitar la aprobación de la Ley del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación, así como la reforma a la Ley General de Educación, que senadores y diputados, pretenden, autoritaria y dictatorialmente, votar.

COMO EN LOS TIEMPOS DE LÁZARO CÁRDENAS

Se comprueba aquí, que el maestro mexicano, representado muy bien por la CNTE, está librando una gran batalla, está levantado y en pie de lucha. El magisterio nacional se ha colocado así, a la vanguardia del gran movimiento social existente en el país, tal y como lo hizo en el patriótico sexenio del General Lázaro Cárdenas, cuando el educador enseñaba en el aula, pero, también, era el líder de la comunidad, pues, terminando su jornada laboral con los alumnos, le seguía con los pobladores, orientando y educando en la parte social e histórica, difundiendo y defendiendo el programa revolucionario que ejecutaba el hombre de Jiquilpan desde Palacio Nacional en su carácter de Titular del Poder Ejecutivo Federal.

EDUCACIÓN HUMANISTA CONTRA EDUCACIÓN DE MERCADO

Así, también, ahora, los dignos y honorables maestros mexicanos, agrupados en la CNTE, están señalando el camino para defender la educación humanista y popular, frente a la propuesta de mercado que pretende imponer el neoliberalismo salvaje, representado por el PRI y el PAN, por la vía de estas dos leyes, echas a espaldas tanto de los mentores del país como del pueblo mexicano. La CNTE, de este modo, también, defiende todas las luchas y banderas que se levantan a lo largo y ancho de la nación, incluyendo aquí, obviamente, el petróleo y la electricidad.

LA CNTE NOS DICE QUE UN MÉXICO MEJOR ES POSIBLE

Hay que decirlo y repetirlo, cuantas veces sea necesario, que el magisterio agrupado en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, está representando ya, en la práctica y en los hechos, no sólo a los casi dos millones de educadores que hay a lo largo y ancho de la inmensa República Mexicana, sino colocado adelante del gran abanico del movimiento social, constituido, militante y actuante en todos los frentes y en el total de los sectores de nuestra diversísima sociedad, señalándonos que, en verdad, un mundo mejor es posible, por tanto, un México mejor es posible, el cual, objetivamente y a ras de tierra, se construye día a día en este país.

EL GOBIERNO ES QUIEN GENERA LA VIOLENCIA

La ultraderecha nacional, quiere quemar al maestro de la patria en leña verde. Las protestas y manifestaciones de la CNTE, han sido, son y serán en el marco de la legalidad constitucional. Quienes provocan y generan la ilegalidad y la violencia, son quienes están al frente del aparato del Estado mexicano, mismos que impusieron la mal llamada Reforma Educativa en el nivel constitucional y, ahora, se proponen aprobar las antidemocráticas leyes que aquí hemos citado.

AL PROTESTAR, LA CNTE HACE USO DE UN DERECHO

Enfrentar a los integrantes del Poder Legislativo, tal y como lo está haciendo la heroica CNTE, es, simple y llanamente, ejercer y hacer uso del derecho de manifestación, de protesta, de petición y libre expresión que otorga la Constitución.

EL LEGISLATIVO, TIENE QUE ACEPTAR EL MODELO EDUCATIVO ELABORADO POR LA CNTE

Los senadores y los diputados están obligados, primero a respetar estas protestas de los representantes del magisterio nacional y, segundo, a sentarse a dialogar con los líderes de la CNTE y, tercero, porque no hay de otra: acepten el modelo de educación humanista que ha construido y elaborado el maestro mexicano, representado por la Coordinadora, a través de la experiencia de décadas en el aula y frente al alumno, pero, también, en contacto permanente con la comunidad.

Anuncios