El fondo del planteamiento gubernamental, en materia de petróleo y electricidad, es acabar con la propiedad nacional, cuyo concepto está más allá y va más allá, tanto de la propiedad pública como de la propiedad estatal.

La propiedad nacional, objetivo central de la Revolución

Uno de los objetivos centrales que se propuso la Revolución Mexicana de 1910, fue, precisamente, crear la PROPIEDAD NACIONAL, cuestión que quedó perfectamente plasmada en el artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, subrayándose en dicho principio, que en tal figura, la PROPIEDAD NACIONAL, está en primer lugar la riqueza petrolera y, enseguida, por lo que significa para el desarrollo del país, la electricidad.

Quedó escrito en la Constitución

Petróleo y electricidad, son los dos recursos que encabezan el rubro de la PROPIEDAD NACIONAL en México ¿Por qué? Porque así está escrito en la Constitución. No es el caso de otros bienes y elementos o empresas, considerados dentro del esquema de la propiedad pública o estatal, que no están escritos en la Constitución, con la añadidura, de que, en el caso del petróleo, fue introducido y votado por el Constituyente de Querétaro en 1917, el cual, lo que hizo, sencillamente, fue convertir en ley y en norma jurídica, el programa político enarbolado por las masas mexicanas antes de la reunión de  aquel cuerpo colegiado que hizo nuestra Carta Magna.

La propiedad nacional sentó las bases de la vía no capitalista del desarrollo

De aprobarse la iniciativa presidencial, coincidiendo con la misma al pie de la letra el Partido Acción Nacional, los diputados y los senadores consumarán el golpe de Estado más criminal contra nuestro país, ya que, el asunto, incluso, se adelanta y va más allá de la privatización del petróleo y la electricidad, pues, la pretensión de fondo es liquidar para siempre la PROPIEDAD NACIONAL, cuyo principio, insistiendo, plasmado por el Constituyente de Querétaro, apuntó en México, la vía no capitalista del desarrollo, significando ello, la base firme y sólida, para ir hacia la construcción de una sociedad superior, donde quedará abolida para siempre la explotación del hombre por el hombre.

¡NO PASARÁN!

De consumarse el golpe de Estado, el pueblo de México lo derrotará. Todo lo que va contra la historia, no prospera. Este acto criminal, ya iniciado, va contra la historia de México. El pueblo ya lo está enfrentando y lo derrotará. La propuesta del PAN y la iniciativa presidencial, es fascismo puro.

 La macabra idea de pretender acabar con la PROPIEDAD NACIONAL en México, ¡NO PASARÁ!

El golpe de Estado ¡NO PASARÁ!

Los fascistas ¡NO PASARÁN!

¡Viva la PROPIEDAD NACIONAL configurada en el artículo 27 constitucional!

¡Viva el petróleo mexicano en manos de la nación!

¡Viva la industria eléctrica nacionalizada!

Anuncios