Al emerger, pusieron nerviosos a los representantes del Estado mexicano.

Hubo personajes del gobierno francamente irritados, debido al surgimiento de estas formas organizativas y que tienen su sustento en el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Son los grupos de autodefensa aparecidos en varios estados de la república, particularmente en el Estado de Guerrero. La prensa nacional también les llama policías comunitarias.

Los grupos de autodefensa es la organización del pueblo para vigilarse y darse seguridad a sí mismo, algo parecido a las Defensas Rurales, conformadas en el sexenio del General Cárdenas, así, como, también, los Comandos de Vigilancia, auspiciados por el XXVI Ayuntamiento de Tepic (1973-1975).

Hoy, los grupos de autodefensa, que han aparecido en varios estados de la república, entre ellos, Oaxaca, Michoacán, Jalisco, Morelos, Veracruz, Hidalgo, sobresaliendo y destacando los del Estado de Guerrero, le hacen un gran servicio al país. Están señalando el camino a seguir.

Ahora, tales destacamentos, se han aliado a los maestros en lucha y se han integrado al Movimiento Popular de Guerrero, que pelea contra la reforma educativa impulsada por el actual gobierno neoliberal de México, pero que ha encontrado una fuerte oposición, particularmente en esta entidad.

La protesta contra la reforma educativa se ensancha por todo el territorio mexicano, ya que se propone privatizar la educación y lesionar las conquistas laborales del magisterio nacional.

En esta batalla, los grupos de autodefensa o policías comunitarias, juegan un papel muy importante. Han venido a ofrecerle protección y mayor consistencia y calidad al poderosisimo movimiento social que se mueve y combate en México.

Estas formas de organización popular, los grupos de autodefensa o policías comunitarias, no son de ahora, estas formas de agrupación son pasado (historia), presente (ahora) y, no nos quepa la menor duda, serán estructuras en el futuro del país. No hay de qué ni por qué asustarse. Mientras el imperialismo y la propiedad privada sobre los medios fundamentales de la producción económica y del cambio, existan, dichas líneas de asociación popular, serán, no sólo una posibilidad, sino, una realidad. 

Anuncios