Pareciera una simpleza, pero, no lo es. La confrontación en nuestros días, se da entre el dinero y las ideas. Se antoja, algo fuera de foco y, tal vez, planteado de una manera subjetiva. Pero, no. En verdad, las ideas, hoy en día, se enfrentan a los centavos. Se puede decir que es una riña desventajosa, porque, la mayoría de las personas dirán que las ideas nunca le ganarán al dinero. Le han ganado, le están ganando y le ganarán la batalla. Es decir, la batalla de las ideas, sale a flote, ante y frente al mundo del dinero y del capital.

Quienes viven con la filosofía de que el dinero lo hace todo, tienen a su alrededor, un mundo muy pequeño. Tal y como decía Hidalgo, su único dios es el dinero, solo están pensando en el dinero y el dinero, para ellos, es el principio y el fin de todas las cosas. Desde esta óptica, están acabados, están derrotados. La vida, no sólo es dinero. La vida va más allá del dinero.

Los pueblos luchan con las ideas. Por eso, los pueblos siempre han salido adelante. Con ideas se traza el futuro, se diseñan las estrategias y las ideas te dan una visión amplia de la historia, de la vida, de la naturaleza, de todo lo que existe sobre la tierra y de la permanencia del ser humano en el globo a lo largo de los milenios.

 

Anuncios