La Senadora norteamericana nos obliga a responderle. Es nuestro deber. No se puede ni se debe dejar pasar lo que dijo. Es muy grave lo que declaró. Nos ofende, nos irrita, nos enoja, pero, más que eso todavía, nos arroja a poner nuestra guardia todavía más en alto.

Se trata de la Senadora por el Estado de California de la Unión Americana, Dianne Feinstein que, es, también, Presidenta del Comité de Inteligencia del Senado  norteamericano. Dijo que Estados Unidos, Canadá y México, son “la patria”, presentando un mapa que unía a los tres países, es decir, para ser muy claros, unió tres países, en uno.

O sea, la Senadora, que no es cualquier persona y que no se puede decir que se le barrió la mente, nos consideró, a México, como parte de los Estados Unidos de Norteamérica.

Es cierto, muy cierto, el gobierno nacional que tenemos, no representa los intereses de la patria mexicana, más bien, diríamos, defiende los intereses yanquis, pero, aquí, tenemos que hacer un deslinde: una cosa es este gobierno neoliberal, entreguista y vendepatrias y, otra, muy distinta, el pueblo mexicano, el glorioso pueblo mexicano.

Por eso, tenemos que responderle a la Senadora y, lo hacemos, en nombre de 117 millones de compatriotas:

YANQUIS, NO SE EQUIVOQUEN: POR DECISIÓN DEL PUEBLO MEXICANO, MÉXICO ES UNA PATRIA SOBERANA.

Anuncios