Si se puede ganarle al PRI. Ya le hemos ganado. Varias veces. Ahora, para el 2014, es una necesidad imperiosa un cambio en la correlación de fuerzas gobernantes, que nos ofrezca la pauta de ir atenuando la dramática realidad que estamos viviendo en el Estado de Nayarit.

Desde los poderes legislativo y municipales, se puede reencauzar el camino y abonar el terreno para que, en el 2017, votemos por un Poder Ejecutivo que organice la producción de todos los sectores de la entidad y, vaya, paulatinamente, ir resolviendo los problemas que padecen capas importantes de nuestra población.

Es claro que con las políticas del PRI y del PAN, no se resuelven las cosas. El PRI y el PAN son la misma gata, nomás que revolcada. El PRI y el PAN son harina del mismo costal. El PRI y el PAN, son hijos de la misma madre. El PRI y el PAN sostienen y ejecutan el mismo programa político de gobierno. El PRI y el PAN son el sostén del neoliberalismo depredador que, de no frenarlo y derrotarlo, nos va a dejar sin patria.

La izquierda nayarita debe ganar los poderes legislativo, es decir, la Cámara de Diputados local, así como los veinte ayuntamientos de la entidad. Hay quien cree que la izquierda no puede sola, que ocupa de la derecha panista para ganarle al PRI. Es una equivocación del tamaño de la historia. Hay que ir a nuestras raíces. En 1972, la izquierda sola derrotó al PRI en el Municipio de Tepic. En 1975, la izquierda sola le ganó la mayoría del pueblo nayarita a la maquinaria priista. Ahora, sólo se ocupa una cosa: unir a toda la izquierda. Es cierto, la izquierda nayarita está diseminada, pero, sus conductores son talentosos e inteligentes y ante una actitud unitaria, estoy bien seguro de ello, abrazan el proyecto, el cual, es el único que va salvar a Nayarit.

En este proyecto de unidad de la izquierda nayarita a fin de participar en los comicios legislativos y municipales del año que ya viene,  2014, entra el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo (PT), el Partido Movimiento Ciudadano antes Convergencia (MC), el Partido de la Revolución Socialista (PRS), el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el Partido de los Comunistas que lidera Salvador Castañeda O´Connor y se inspira en la figura histórica de Alejandro Gascón Mercado, el Partido Popular Socialista, el Partido Popular Socialista de México, el Partido Comunista Mexicano (PCM), así como un sinnúmero de individualidades y personalidades nayaritas de pensamiento y actuación de izquierda que están esperando ansiosos que cuaje un proyecto de estas dimensiones.

Logrando la unidad de la izquierda nayarita, sería muy fácil ordenar y puntualizar un programa político de gobierno, popular, democrático, de avanzada, que plantee las cuestiones fundamentales que saquen a Nayarit de su atraso y de la prehistoria, el cual, aglutine a las grandes masas y las avispe y despierte en dirección de la construcción de una sociedad que garantice los derechos básicos de todos los habitantes de esta región enclavada en la República Mexicana.

Dirigentes y líderes, tenemos de sobra. Buenos dirigentes, que ocupen las curules en el Congreso del Estado y defiendan tanto el interés social de los nayaritas así como, también, nuestra soberanía como Estado, lo cual, es igual a defender el interés nacional y de la patria mexicana. Del mismo modo, cuadros y liderazgos que ocupen el cargo de Presidente Municipal, de regidores o síndicos, para integrar los gobiernos municipales, también hay aquí, muchos, muy capaces, con vocación democrática y vacunados contra el cáncer de la corrupción, que es uno de los males y cánceres que nos han heredado las administraciones priistas y panistas y que hay que enfrentar, derrotar y acabar.

En fin, yo digo que si se puede. Estamos a tiempo. Si se puede, en el 2014, para integrar el parlamento nayarita y nombrar autoridades municipales democráticas y populares, construir una opción, valga la redundancia, popular y democrática. Sólo que tenemos que decir y decidir: EL CAMINO ESTÁ A LA IZQUIERDA.

 

Anuncios