A partir de las cifras dadas a conocer por la Secretaría de Hacienda del gobierno federal, se desprende que el actual modelo económico, productivo, fiscal y financiero, ya no funciona y que es urgente construir otro, superior, más avanzado, capaz de garantizar la estabilidad nacional y llevar todos los satisfactores necesarios a las grandes masas mexicanas.

Estos son los datos de la Secretaría de Hacienda:

  • La  deuda pública de México, alcanza ya la cifra de 6 billones 62 mil millones de pesos, a Junio del presente año 2013.
  • Tal suma, es el equivalente al 38.07 por ciento del Producto Interno Bruto del país.
  • En trece años, esto es, del año 2000 al actual 2013, la deuda pública nacional se incrementó un 195.6 por ciento.
  • En el año 2000, la deuda pública de México, era de 2 billones 51 mil millones de pesos.
  • En el año actual 2013, tal y como ya lo apuntamos, la deuda pública de nuestro país, llega a los 6 billones 62 mil millones de pesos.
  • En trece años, la deuda pública nacional, creció 4 billones 11 mil millones de pesos.
  • Durante los seis años del gobierno de Felipe Calderón, se registró el mayor crecimiento de la deuda pública nacional.
  • En el 2007, la deuda pública de México, equivalía al 27.8 por ciento del Producto Interno Bruto.
  • En el 2012, la deuda pública de México, es el equivalente al 36.8 por ciento del Producto Interno Bruto de toda la nación.
  • En el sexenio que corre, la deuda pública del país, aumenta a razón de un promedio de 950 millones de pesos diariamente.
  • Por tanto, en lo que va del actual sexenio, la deuda pública nacional, se ha incrementado en 171 mil 157 millones de pesos, lo que representa o equivale al 38.1 por ciento del Producto Interno Bruto.
  • De los 6 billones 62 mil millones de pesos de la deuda pública nacional, corresponden a la deuda interna 4.5 billones de pesos.

Se debe comenzar por cambiar el régimen político

Tal endeudamiento, jamás tenido en la historia de México, nos dice que el modelo que se aplica y con el cual se gobierna y se decide la vida de casi 120 millones de personas que vivimos en este país, ya no funciona, es obsoleto y debe ser cambiado por otro, que sea popular, democrático, no elitista, que le sirva a las grandes masas trabajadoras de México, capaz de resolver los derechos básicos y fundamentales de todos los seres humanos que radicamos en este territorio que lleva el nombre de República Mexicana. Este modelo de economía nacional, solo le sirve al imperio y a la oligarquía nacional y del extranjero, por eso, debe ser cambiado de manera urgente y a la voz de ya.

Tenemos que empezar por cambiar el régimen político, en virtud de que el que vivimos y padecemos, excluye a la gran mayoría de los mexicanos, por lo que, se hace necesario, instaurar un régimen político donde sean las formas, los estilos y los contenidos del PODER POPULAR, lo que esté determinando el rumbo histórico de la nación.

Anuncios