Etiquetas

, , ,

Cuando la patria está en peligro, la única estrategia válida, aquí y en China, es el gran Frente Patriótico Nacional amplio, muy amplio, diríamos, amplisisímo, incluyendo a todos, sin excluir a nadie, absolutamente a nadie, tal y como nos enseñó en 1938, el General Lázaro Cárdenas del Río, al tomar aquella histórica decisión, de expropiar el petróleo, cuya medida fue determinante para ser como país, lo que hoy somos.

 En efecto, el General Cárdenas, al tomar la medida de rescatar la riqueza petrolera de la nación, unificó a todos los mexicanos, a todos sus sectores, a obreros, campesinos, clases medias, maestros, artesanos, jovenes, mujeres, amas de casa, estudiantes, empresarios nacionalistas, no excluyó a nadie, integró a todos los habitantes en el Gran Frente Patriótico Nacional, organismo, sin el cual, no hubiera sido posible resistir la embestida del imperio y de las compañías extranjeras, apropiadas de los pozos y la renta petrolera.

Ahora, que la derecha tricolor y azúl, amenazan con reformar los artículos de la Constitución que salvaguardan el petróleo mexicano y a nuestra gran empresa Pemex, no tenemos más que unificarnos todos en el Gran Frente Patriótico Nacional que defienda esta riqueza y convocar al pueblo de México a movilizarse por todos lados, en plazas y calles de la República, para evitar este descarado despojo que pretenden hacer los enemigos del pueblo.

El petróleo no es del PRI ni del PAN. El petróleo no es del gobierno. El petróleo no es de los senadores. El petróleo no es de los diputados. El petróleo es del pueblo de México. El petróleo es propiedad de la nación. Y la nación somos todos. Por eso, una vez más, decimos: el petróleo lo defenderemos al precio que sea necesario.

Anuncios